Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 6 de noviembre de 2011

A cada dia,más especial.

Un día por la mañana, haces lo mismo que un día normal, te levantas, te duchas, desayunas, te vistes, te arreglas y te marchas al instituto, estudias, te pasas allí 6 horas, y lo mejor que te puede pasar durante esas 6 horas es que lo ves a el. Llegas a casa enciendes el ordenador y te pones en tuenti. Miras el chat y ves si está conectado. Como siempre, esperas a que el te hable, porque así ves que se acuerda de ti, que quiere hablar contigo. Aunque la conversación sea la misma de todos los días te encanta, y más aún porque siempre ahí algo nuevo que el te dice, y hace que te des cuenta de que esas palabras han echo que lo quieras aún más. Miras su tuenti, una y otra vez, lees sus comentarios, le cotilleas y no te cansas de ver siempre lo mismo. Y porqué no me canso? Porque le quiero. Y todo para qué? Para que día tras día hables con él, y digáis lo mismo de siempre y que al final hay días que incluso discutís, o tu coges y te cabreas por cualquier tontería, dejáis de hablaros durante un rato, porque tu no eres capaz de estar demasiado tiempo sin hablar con el, porque necesitas hablar con el. Pero sabes? Esas pequeñas discusiones que de vez en cuando tenemos, me encantan:). una discusión que se arreglará a los pocos minutos y que volverá a suceder una y otra vez y que se volverá a arreglar, y así día tras día. Y pensar que no dejo de pensar en el ni un puto instante. Al fin y al cavo me doy cuenta de que merece la pena todo esto, por la simple razón de que lo quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario